Estos días están siendo difíciles para muchos de nosotros que tenemos que quedarnos en casa (aunque parece que varias restricciones van a ser levantadas según progresa la desescalada). Mucha otra gente ha vivido momentos increíblemente difíciles, como todos aquellos profesionales que a todos los niveles nos han cuidado y se han encargado de que no nos faltasen ni servicios ni productos esenciales. Todos ellos nos han enseñado cómo no rendirse.

Hace tiempo que grabé este podcast pero no había tenido ocasión de sentarme a editarlo y compartirlo. En medio de toda esta situación me ha parecido un buen momento hacerlo, ya que tiene que ver con resiliencia, con enfrentarse a la adversidad y cómo seguir adelante.

Cómo no rendirse

Para mí desde hace muchos años las palabras de este poema me han dado ánimos, me han ayudado a superar malas situaciones y me han enseñado cómo permanecer incluso cuando parece que no queda nada. Me gustaría compartir mi visión personal de este poema en éste episodio de Cognita Podcast.

Espero que te haya parecido, por lo menos, interesante. Me encantaría saber lo que te ha despertado, si estás de acuerdo conmigo o si piensas de manera diferente. Me lo puedes contar en los comentarios o a través de Twitter.

Invictus por William Henley

En la noche que me envuelve,
negra, como un pozo insondable
doy gracias al Dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido, ni llorado.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada jamás se ha postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror
Y sin embargo la amenaza de los años me halla,
y me hallará sin temor.

Ya no importa cuán estrecho haya sido el camino
ni cuantos castigos lleve a mi espalda:
yo soy el amo de mi destino,
yo soy el capitán de mi alma.